24 mayo 2024

Plantando se entiende la gente

IES Valle de Camargo, Revilla de Camargo (Cantabria)

Raquel Pascual Antón
Departamento de Biología y Geología
Etapa Educativa: Educación Secundaria

Volvemos al IES Valle de Camargo donde ya nos dejaron un gran sabor de boca con su «SnackLab» y que ahora vuelven a sorprendernos con un proyecto de huerto escolar con una gran base y una mayor proyección (¡fue presentado en I Foro Sostenibilidad para la Salud!).


«De todos es la huerta que no tiene cerca ni puerta»

Este podría ser el lema del huerto del IES Valle de Camargo, piedra angular dentro del proyecto Ecosocial «Deja tu huella”. Un punto de encuentro en el que brota el trabajo en equipo y en el que sembrar valores solidarios que repercute en la buena convivencia en el centro.

Alejandra Gómez Lozano (Jefa de Estudios) y Alba Santamaría Mijares (Dpto. de Orientación) acercaron este huerto ecológico al «I Foro sobre Sostenibilidad para la Salud», celebrado a finales de enero en el Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA).

El germen de este huerto lo encontramos a 15 minutos a pie del instituto, gracias a unas huertas ecológicas municipales del Ayuntamiento de Camargo. Allí, el alumnado aprendió a trabajar la tierra, a quitar malas hierbas o a controlar las tan indeseables plagas sin emplear insecticidas ni pesticidas. ¿Sabías que se utilizan tejas-trampa para controlar a los caracoles?
La meta de este proyecto que estaba dando sus primeros pasos era fomentar el trabajo comunitario, mejorar los problemas de conducta, combatir la desmotivación y ofrecer una posible salida laboral a un alumnado que veía marchitarse su futuro académico.

De la mano de Ecologistas en Acción, por fin, se instaló un huerto en el patio del centro. Ahora, los tiestos y bancales convivían con las porterías y canastas. Además, merecen una mención especial en el desarrollo del huerto los profesores Juan Carlos Soto Rodríguez y Lourdes González Bueno.

«El Jardín» era el nombre de la escuela filosófica fundada por Epicuro a las afueras de Atenas donde tenían cabida todo tipo de personas y donde los sentidos eran la única fuente confiable de conocimiento sobre el mundo. Por eso, el huerto se denomina “El Jardín de Epicuro”, un lugar inclusivo para aprender a través de los sentidos.

El Departamento de Dibujo creó la imagen del huerto, que representa el brote de una planta entre unas manos curtidas en el trabajo y la experiencia, que contiene y quiere levantar el brote. Las manos de los y las docentes ayudando a crecer a nuestros jóvenes alumnos y alumnas.

El Departamento de Filosofía dio nombre a los bancales. Por ejemplo, Physis, palabra griega que se traduce por naturaleza, es un bancal accesible para el alumnado con discapacidad funcional motórica. Otros bancales son Teofrasto, filósofo y botánico griego, o Ermenonville, población y comuna francesa notable por su parque.

El huerto es trabajado, principalmente, por el alumnado de diversificación al menos una vez a la semana, siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan. Además, durante los recreos es un lugar de acogida, una espacio seguro para todo aquel alumnado que siente que no encaja en otros grupos.

De nuevo con la colaboración de Ecologistas en Acción, se imparten talleres relacionados con el huerto dentro de la materia de Biología y Geología. Así, el alumnado de 1.º ESO aprende a conocer las propiedades del suelo, a crear semilleros o a valorar la importancia de los polinizadores.

El huerto es uno de los principales responsables de que el centro sea 3S, es decir, Sostenible, Saludable y Solidario. Durante el año se celebran dos mercadillos solidarios: el «Mercadillo de Navidad» y el «Festival del Huerto» en junio, a final de curso.

Para el primero de ellos, que tiene lugar en diciembre, el alumnado y profesorado del Departamento de Orientación elaboran manualidades con materiales reciclados y de la naturaleza y también se venden algunos productos del huerto. Con todo lo recaudado, el propio alumnado con la ayuda de profesorado acompañante compra comida y la dona al banco de alimentos.
La cosecha de junio se pone a la venta en el «Festival del Huerto» y, en esta ocasión, el dinero se emplea para el propio abastecimiento del huerto.

Un huerto en el que se cultivan, sobre todo, personas comprometidas.

Y en tu centro, ¿tenéis experiencias de este tipo? ¿Cómo trabajas este tema con tu alumnado?

Mándanos un correo a teachersforfuturespain@gmail.com y cuéntanos tu experiencia. ¡La publicaremos en la web!

¡Comparte!

Javier Ibáñez Iborra

Amante y defensor de la educación inclusiva y ecosocial. Transformar el mundo desde la implicación personal. (Aprendiz de mucho... maestro, solo de escuela). @maestroconganas

Ver todas las entradas de Javier Ibáñez Iborra →

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.