Desescalada escolar y reincorporación a las aulas

Desde Teachers For Future Spain queremos poner de manifiesto nuestras consideraciones ante los diferentes anuncios sobre la desescalada escolar y vuelta a las aulas.

1

La vuelta a las aulas solo debe hacerse cuando se garanticen totalmente las condiciones sanitarias mínimas para el alumnado, personal docente, administrativo y auxiliar. No podemos asumir la responsabilidad de que los centros escolares sean un foco de nuevos contagios. El estricto cumplimiento de la medidas de higiene necesarias para la apertura de los centros escolares requieren, además, de un refuerzo del personal auxiliar para desarrollar las tareas de limpieza y desinfección diaria de los todos espacios de uso común en todos los niveles educativos obligatorios. El derecho a la educación debe garantizarse siempre a la par de las garantías de salud.

2

Se requiere una dotación de equipos de protección individual e higienización, cuyo coste no puede ser asumido por los centros con sus presupuestos actuales. Es responsabilidad de las administraciones educativas la desinfección previa y continuada de los centros educativos así como las zonas de mayor riesgo, antes de cualquier uso de los mismos, bien para tareas administrativas o lectivas, y proporcionar a todo el personal docente y alumnado de los equipos necesarios para desarrollar las clases: mascarillas, guantes, geles.
No se debe olvidar la adaptación de  los servicios de comedor y transporte, pues un gran número de alumnado son usuarios que necesitan estos servicios.

3

Consideramos inviable la escolarización combinada de teleenseñanza y presencial en las primeras etapas educativas. Tanto en Educación Infantil como en Educación Primaria y en Educación Especial , el contacto humano es necesario, la docencia no se limita a la reproducción de ejercicios pregunta-respuesta, las habilidades, aptitudes y herramientas se transmiten entre personas. Así mismo la enseñanza telemática, al margen del aprovisionamiento de recursos materiales, incrementa las desigualdades dado que en la estancia en el hogar no todo el alumnado cuenta con la misma ayuda familiar, ni está garantizado el acceso a Internet mediante ordenadores. La modalidad presencial en Educación Infantil , Educación Primaria y Educación Especial es fundamental e insustituible. Para que la escuela sea un elemento de protección de la infancia así como de tratamiento de las desigualdades, necesitamos tener garantizados los puntos anteriores. En Educación Secundaria Obligatoria y en Bachillerato, y Formación Profesional consideramos que es necesario que las clases se desarrollen de manera presencial utilizándose recursos y materiales de aprendizaje como antes de la pandemia, y capacitándolos para un desarrollo de la competencia digital pero no llevando cabo clases telemáticas de forma improvisada. El acto educativo no es la mera transmisión de conocimientos sino que incluye la educación emocional, la educación en valores y el aprendizaje entre iguales. Es deseable que se vuelva a las clases con la normalidad del contacto humano manteniendo la distancia de seguridad mínima exigible. La realidad ha cambiado y no podemos afrontarla desde la improvisación, la labor de planificación sobre el regreso seguro a las aulas deben garantizar derechos fundamentales como la salud y la educación de forma planificada en etapas de preparación, prevención, respuesta, mitigación y recuperación.

4

Pensamos que únicamente es posible esa vuelta a la nueva normalidad de las clases mediante una reducción de la ratio, mediante la adaptación de los espacios físicos y la contratación de más profesorado, reivindicaciones históricas del colectivo docente que responden a problemas endémicos de la Escuela y que ahora se revelan totalmente imprescindibles. La reducción de ratio garantiza la distancia de seguridad pero además, necesitamos contar con más espacios habilitándose nuevos edificios anteriormente destinados a otros fines (la escuela tradicional cuenta con pupitres pero se puede educar en otros espacios) y la necesaria e imprescindible dotación de nuevo personal docente que haga posibles desdobles y actividades pedagógicas similares que garantizarían el distanciamiento.

5

La posibilidad de la vuelta a las aulas del alumnado en Educación Infantil en estos momentos “para que sus padres puedan ir a trabajar” no nos parece prudente  por el riesgo que supone. Además, creemos que es un desprestigio de la función docente de esta etapa, ya que los aprendizajes en la misma contribuyen al desarrollo integral y armónico de la persona en los distintos planos: físico, motriz, emocional, afectivo, social y cognitivo, y no se limita a un carácter meramente asistencial. Las escuelas infantiles no son guarderías de niños y niñas. Esta medida desprestigia a los docentes de infantil y diluye el carácter educativo y pedagógico de la etapa por lo que nos manifestamos  totalmente en contra de la misma. 

6

Consideramos que la crisis ha puesto de manifiesto que la sociedad tiene que evolucionar hacia la conciliación de la vida laboral y replantearse los horarios de trabajo para que ésta sea posible y factible, como en las sociedades más avanzadas. La generalización del teletrabajo es un buen ejemplo de ello. La Administración debe legislar para que sean las empresas las que flexibilicen horarios y permitan la conciliación familiar para dar respuesta a una problemática histórica que la Escuela no debe solucionar de ninguna manera.

7

Esta vuelta a las aulas y a la sociedad implica el establecer hábitos saludables y respetuosos con el medio ambiente. Creemos que es indispensable que desde las aulas se tome conciencia de lo importante que es no sólo saber utilizar los equipos  de higiene sino también ser responsables de su posterior gestión como residuo. Usar geles hidroalcohólicos y productos de limpieza  no contaminantes, nunca  toallitas “desechables”.

8

La situación actual de pandemia debe tratarse en las aulas, la formación en la disciplina de medidas higiénicas y sobre el origen de la pandemia, la situación actual y las consecuencias a nivel de impacto social, cultural y económico. Esa formación debe incluir las bases científicas que explican cómo la alteración de los ecosistemas y la pérdida de biodiversidad facilitan los casos de zoonosis similares al que ha originado esta pandemia. Formar al alumnado en la realidad actual y hacerles partícipes es una labor educativa que no se puede dejar a la improvisación. La crisis económica devenida de la crisis sanitaria también dibuja un nuevo escenario social de incremento de las desigualdades que debe trabajarse desde la educación. Así mismo deben abordarse los aspectos de apoyo psicológico ante la nueva realidad.

9

Es el momento de que la Administración Estatal, Autonómica y Local pongan en marcha planes de movilidad sostenibles y seguros para los alumnos y alumnas, desarrollando los caminos escolares seguros en los que el acceso a los centros educativos se haga caminando o en bicicleta.

10

Por último, instamos a las administraciones educativas a potenciar la realización de los trámites administrativos frecuentes en los centros docente a través de Internet, reduciendo la presencia en los mismos mientras no hayamos superado esta crisis. El desarrollo de aplicaciones móviles para estos trámites debería ser una prioridad para las administraciones, como ya existen otras de gestión escolar o de pago de tasas.

¡Comparte!

4 comentario en “Desescalada escolar y reincorporación a las aulas

  1. Totalmente de acuerdo con las propuestas para la «desescalada» escolar. Es el momento de dedicarse en serio a la EDUCACIÓN PÚBLICA de una vez, la ocasión la pintan calva…con inversiones se puede conseguir la reducción de ratios, la contratación de profesionales y la conciliación laboral, especialmente atendiendo a un CALENDARIO PEDAGÓGICO y no religioso o económico. En otros países se viene haciendo hace muchos años y también hay creyentes, trabajador@s como en España.
    Gracias por la presentación de la propuesta, fácil, clara y perfectamente argumentada!!!

  2. Evidentemente es necesario y muy serio que los alumnos se impliquen en su propio futuro, que e haga del tema de la sostenibilidad un tema permanente, transversal y primordial, dándole la importancia que merece en todo momento. Resaltando situaciones que agredan y perjudiquen sus futuros, y que surjan en nuestra sociedad más cercana o lejana.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.