Auditorías Medioambientales

La experiencia de hoy se ha desarrollado en 1º de la ESO en el Colegio Santa María la Real-Maristas de Sarriguren ( Navarra). Nos la presenta nuestro compañero Miguel Fernández Cárcar, profesor de geografía e historia.

«El proyecto “Auditorías medioambientales”, es un proyecto de aprendizaje y servicio en donde el alumnado participante tiene que evaluar a su colegio en materia medioambiental.

Hay que aclarar que se entiende por colegio a todo el conjunto que lo integra, es decir, que no solamente hay que referirse al aula, sino también a los pasillos, los baños, el comedor, el parking, el patio, etc… Teniendo esto claro, el alumnado tendrá que empezar por investigar los problemas medioambientales que se dan por todo el mundo (efecto invernadero, lluvia ácida, deforestación, agujero en la capa de ozono, pérdida de biodiversidad, etc..) para luego detectar y analizar aquellos a los que contribuye su colegio.

Es pues una actividad de conocer y relacionar. Para ello, tendrán que recorrer el centro apuntado todos aquellos
aspectos (tipo de bombillas utilizadas, grifos que gotean, tratamiento de los residuos, número de vehículos que se desplazan a diario, utilización (o no) de energías renovables, etc.) que se puedan mejorar para convertir el colegio en un lugar menos
nocivo para nuestro planeta.

La idea principal es centrarse en tres ejes fundamentales: agua, energía y residuos, pero es aplicable a otros ámbitos, por lo que se les dará libertad para ampliar su punto de mira. Una vez localizados dichos problemas, se tienen que buscar posibles soluciones para acabar con ellos. Las soluciones tienen que ser reales y asequibles para el colegio.
En todo momento tendrán acceso a internet para buscar la mejor manera de soluciona los problemas que van encontrando en su día a día. Todo ello tiene que recogerse por escrito y presentarlo al profesorado en forma de dossier. Esta auditoría, que el alumnado ha preparado, se pasará a la dirección del colegio para que sea consciente de las deficiencias que tiene el centro y como mejorarlas. Además, se destinará una partida presupuestaria a llevar a cabo las mejores soluciones propuestas por el alumnado en sus auditorías, por lo que los participantes cuentan con un plus de motivación para ver si su propuesta se lleva a cabo definitivamente.

El proyecto será llevado a cabo en varios grupos de seis integrantes cada uno. De esta manera, además de “conocer, describir y valorar la acción del hombre sobre el medioambiente y sus consecuencias” (contenidos obligatorios marcados por el currículo de secundaria en Navarra), el alumnado trabajará competencias transversales como es el hecho de tener que trabajar en grupo o tener que utilizar las TICS para hacer el trabajo.

Esto es así porque para llevarlo a cabo se utilizarán seis sesiones de cincuenta y cinco minutos, y en todas ellas, contarán con sus chromebooks para buscar la información necesaria, así como para redactar su informe. Además, serán conocedores de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, una hoja de ruta universal aprobada en 2015 por las
Naciones Unidas para poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia y hacer frente al cambio climático, bajo el lema central de “No dejar a nadie atrás”. Con ella, conocerán e identificarán los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con las 169 metas que se pretende alcanzar en el año 2030.

Para asegurar la calidad del trabajo, y tener una ayuda extra, las ONG Proclade Yanapay y SED (apoyados por el Gobierno de Navarra) nos han prestado unas mochilas energéticas.

Por ello, cada grupo contará con una “mochila energética” que le servirá de apoyo para llevar a cabo la tarea, ya que dicha mochila contiene aparatos que ayudan a la concienciación medioambiental y a la reducción del impacto medioambiental como: bombilla led normal, bombilla para foco led, kit de aireadores, burletes bajopuerta, película aislante para ventanas, termómetro, reloj de arena para tiempos en la ducha,
lámina reflectante para radiadores, medidor de consumos, etc…
Además, la mochila cuenta con una hoja de instrucciones de energías buenas y malas, y una guía ahorro y uso eficiente de la electricidad.

Contenido de la mochila energética

Por si fuera poco, contaremos con un experto en energías renovables (y colaborador de Proclade Yanapay) que se acercará al aula para explicar al alumnado tanto el contenido de las mochilas, como el modo de usarlo y mejorar con ello nuestros consumos.

Con todo ello, cada grupo elaborará su auditoría medioambiental para ser presentada al centro y que éste realice las obras necesarias (propuestas por el propio alumnado) para conseguir que el colegio deje de tener las carencias detectadas e intente paliar todos aquellos problemas que le hacen contribuir a los diferentes problemas medioambientales.

De esta manera, el proyecto permitirá a los y las estudiantes formarse trabajando sobre necesidades reales del entorno con el objetivo de mejorarlo. En definitiva, serán conocedores del temario del curso (los problemas medioambientales que genera la relación del ser humano con el medioambiente), pero a la vez contribuirá a mejorar su colegio, por lo que, gracias a su estudio, estará prestando un servicio para la comunidad, pero también para todo el planeta. Dándole este enfoque al proyecto, el alumnado entiende que lo que hace y lo que estudia tiene un sentido, un para qué. Por ello su implicación y su grado de satisfacción para realizarlo es todavía mayor. «

Dos ejemplos de las trabajos realizados .

¡Comparte!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.