23 mayo 2024

Taller «Arte y movilidad. Un camino compartido»

II Congreso de Teachers For Future Spain, 30 de septiembre de 2023, Madrid.

Janet Val y Pepe Pérez.

Cruzamos de manera «ilegal» la calle hacia un vado de aparcamiento para coches para iniciar el recorrido. Desde allí dimos la bienvenida a la «República Independiente» de NUESTRO ESPACIO PÚBLICO, ¡”Q IDEA”! Pedimos a Janet que cruzara con unos palos hasta el suelo y con unas tizas que iban marcando líneas en su camino. ¿Cuál es la línea del deseo? ¿Cuál debería ser para las personas que caminan? ¿Cómo es para las personas que van en coche? Janet regaló a cada participante una «máquina dibujante sonora» e invitaba a no abrirla hasta el final del recorrido.

Tras caminar unos metros llegábamos a una intersección donde había un paso de peatones elevado y unas orejetas que parecían facilitar el paso peatonal seguro, pero al llegar a las puertas del colegio «SES»”, donde la Revuelta Escolar de las familias ha sido constante, vemos como una calle denominada «Calle escolar», según normativa de Madrid, incluía una limitación a 20 km/h, pero con una valla para ver los coches desde la barrera (pincha aquí). Hablamos de la diferencia con la señal «calle residencial» (pincha aquí), que la mayoría de los que tenemos carné para conducir coche la desconocemos, donde la prioridad peatonal es en toda la calle, el aparcamiento es excepcional y ¡está permitido el juego en todo el espacio! ¿La conocen los escolares? Desde allí expusimos varias situaciones problemáticas de matemáticas para dar una idea de la propuesta de J. A. Fernández Bravo en la iniciación a la resolución de problemas (pincha aquí).

Seguimos caminando hacia la Huerta de la Revoltosa y vimos cómo la línea del deseo no está pensada para las personas que caminan. En un espacio con sombra, con bancos y mesas, además de un parque infantil, pedimos dibujar cómo les gustaría que fuera el camino escolar de casa al colegio. Se comentó la diferencia de los dibujos del alumnado que iba en coche y el que iba caminando al colegio (pincha aquí). Tras la lectura de un ecopoema de Janet y la correspondiente agitación de la máquina sonora, seguimos hacia el Parque Peñuelas y dibujamos con agua, algo efímero, una casa y nos hicimos varias preguntas: ¿La solución es la movilidad o el urbanismo? ¿Qué pasaría si la especie humana desapareciera de la Tierra? ¿La especie humana va a salvar el planeta? Aunque parece que la competencia en comunicación y las matemáticas son muy importantes, en ninguna dice cómo en el camino escolar (art. 110 de la LOMLOE): es un «experiencia y aprendizaje vital», además de que tendrá que estar garantizado por las Administraciones Educativas (pincha aquí). Hay que recordar que el objetivo n) de la etapa de Primaria especifica la «movilidad autónoma» y que existen inspecciones y equipos directivos que no solo no desarrollan, sino que lo prohíben, incumpliendo el interés superior del menor a un desarrollo integral (pincha aquí).

Llegamos al Parque Redondo, donde Janet expuso con una lona dorada una propuesta artística para reparar o cuidar algo dañado, enfermo…, desde el kintsugi. Desde allí, Janet volvió a recitar otro de sus ecopoemas y todas agitamos la máquina sonora.

En uno de los grupos nos dio tiempo a volver hacia la calle escolar y realizar un juego que el alumnado le explicó a Pepe. Desde la pregunta: ¿se puede jugar en las puertas de vuestros colegios?, explicamos que la idea de camino escolar según Francesco Tonucci no es tanto que el alumnado realice el trayecto de manera autónoma, sino que sea un medio para llegar a que las personas adultas les permitamos a la infancia jugar sin acompañamiento y de manera dirigida.

Al regresar al punto de salida volvimos a agitar la máquina sonora, la abrimos y dejamos algunas ideas finales que expusimos en el espacio interior del Congreso (pincha aquí).

Desde la idea de que debemos provocar más que transmitir (pincha aquí), hemos realizado una acción, una caminata donde la finalidad no es reducir el sedentarismo o la contaminación, sino ir a la posible causa-consecuencia: la cohesión social, ya que está demostrado que según el número de coches que pasan por una calle habrá más o menos personas conocidas o amigas (pincha aquí). ¿Y si incluimos el arte en nuestra acción?

¡Comparte!

Javier Ibáñez Iborra

Amante y defensor de la educación inclusiva y ecosocial. Transformar el mundo desde la implicación personal. (Aprendiz de mucho... maestro, solo de escuela). @maestroconganas

Ver todas las entradas de Javier Ibáñez Iborra →

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.