24 mayo 2024

El arte y el fast fashion

El arte y la moda rápida, o «fast fashion» en inglés, son dos campos que a menudo se cruzan y se influencian mutuamente en la cultura contemporánea. Ambos son expresiones creativas que tienen un impacto significativo en la sociedad, pero a menudo se abordan de manera muy diferente.

La moda rápida se caracteriza por la producción y distribución rápida de ropa asequible y a la moda para satisfacer las tendencias actuales. Las marcas de moda rápida producen colecciones rápidamente y a menudo copian tendencias de diseñadores de lujo y pasarelas. Sin embargo, a menudo no tienen en cuenta las dificultades que enfrentan las personas ni la diversidad de tallas y otros aspectos físicos y sociales de la identidad. Más bien al contrario, a menudo nos vemos obligados a adaptarnos a la última moda sin considerar nuestras necesidades individuales.

La producción a gran escala a menudo genera una gran cantidad de desperdicio y contribuye a la contaminación. Además, las condiciones laborales en la industria de la moda rápida pueden ser precarias en algunos casos. Raramente nos planteamos, por ejemplo, cuánta agua se ha necesitado para desgastar un par de pantalones vaqueros, por mencionar un ejemplo.

En cuanto al arte, algunos artistas han utilizado la moda y la ropa como una forma de crítica social. Han creado obras de arte o proyectos que cuestionan el consumismo desenfrenado y los impactos negativos de la moda rápida en la sociedad y el medio ambiente. Artistas como Vivienne Westwood, Katharine Hamnett y Lucy Orta han utilizado sus plataformas para denunciar el consumo excesivo y la falta de sostenibilidad en la moda.

Diana Scherer, por ejemplo, trabaja con raíces de plantas para crear prendas y textiles. Sus obras desafían las nociones tradicionales de la moda y plantean preguntas sobre la sostenibilidad y la conexión entre la naturaleza y la moda.

La artista Costa Badía y activista, se presenta como una figura destacada. Ella pone de manifiesto que todas las personas son diferentes y señala que el acceso a la cultura es un derecho al que, en más situaciones de las que se piensa, no tienen acceso las personas con diversidad funcional. Existen sutilezas invisibles que impiden que alguien no normativo acceda a un espacio cultural. Su obra «Tacón, pie, bastón» fue creada especialmente para las escaleras que ocupan la entrada del Museo CA2M, consistiendo en una serie de zapatos de todo tipo que los escolares que asistieron a las visitas guiadas pudieron probarse o usar para recrear otros escenarios. De esta manera, su obra cobró vida.

La docente María José Acosta nos brinda la posibilidad de crear sombreros y moda juntando a niños de educación infantil, «La Linterna Mágica» con alumnos de tercero de la ESO  de la optativa de Taller de Artesanía realizaron una actividad en el Centro de Arte Tomás y Valiente relacionada con la exposición «Fashion Art», una propuesta en el que la moda y el arte se unen.

La moda puede ser una herramienta para provocar reflexión y conciencia sobre cuestiones sociales, medioambientales y éticas relacionadas con la industria de la moda y el consumismo. Sus obras representan una forma creativa de abordar estos temas importantes.

¡Comparte!

Janet Val Tribouillier

Maestra, a veces poeta y otras nube, Entre el arte y lo verde, mi corazón camina fino. Estoy donde la imaginación crece, sembrando esperanzas.

Ver todas las entradas de Janet Val Tribouillier →

Un comentario en «El arte y el fast fashion»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.