25 septiembre 2022

Rebelión científica

La semana del 4 al 9 de abril de 2022, y coincidiendo con la publicación de la última parte del Sexto Informe de Evaluación del IPCC, la comunidad científica llama a la movilización convocando una huelga científica y académica global para demandar acciones inmediatas frente a la crisis climática. Para esos días, además, se están organizando actividades y charlas informativas en algunas universidades.

«¿Tiene sentido seguir investigando o enseñando, como si nada estuviera ocurriendo, sabiendo que nuestro planeta y la humanidad se enfrentan en los próximos años a un colapso sistémico masivo en forma de emergencia climática? se pregunta el colectivo reflejando su malestar por la falta de medidas contundentes para frenar el cambio climático.

«Nos rebelamos desde nuestra comunidad, que no tiende a rebelarse sino a trabajar y a producir datos», señala Agnès Delage Amat, catedrática en Ciencias Sociales (AMU/CNRS) y una de las portavoces del movimiento. Las acciones que tenemos previstas son desde nuestra comunidad pero están orientadas a toda la sociedad: acciones de desobediencia civil no violentas, huelgas e intervenciones docentes. Es decir: interrumpir nuestras propias clases para dar contenidos sobre la crisis climática».

Más detalles en su página web en la que podemos firmar su manifiesto.

¡Comparte!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.