15 abril 2024

Envases en la Semana Europea para la Reducción de Residuos

Dicen que los residuos son un reflejo de lo que consumimos. ¿Te has parado alguna vez a mirarte en el espejo de tu basura? ¿Buscas reducir los envases de tu basura

Sigue leyendo y descubre algunas ideas para tratar este tema en el aula.

¿Qué es la Semana Europea para la Reducción de Residuos?

La Comisión Europea organiza anualmente la Semana Europea para la Reducción de Residuos (European Week for Waste Reduction, EWWR) durante la segunda quincena de noviembre. El objetivo de este evento es generar conciencia sobre la gestión sostenible de residuos y recursos. Este año se celebra la semana del 18 al 26 de noviembre y el tema son los envases. Con ello, se promueve la realización de acciones propias o que las personas participantes puedan unirse a las acciones creadas por organizaciones o ciudadanos.

Durante todo el año, el plazo de inscripción permanece abierto para el envío de iniciativas. Pueden presentar estas iniciativas de acciones de sensibilización autoridades públicas, asociaciones, ONGs, empresas, instituciones educativas u otro tipo de instituciones y ciudadanos individuales.

Estas iniciativas permiten establecer una red europea de colaboración para promover las conocidas 3R: reducción del consumo, la reutilización de productos y materiales, y el reciclaje de residuos. De esta manera, personas de diferentes países pueden realizar una acción conjunta con estos objetivos en común. Otra de las oportunidades es para personas sin formación ambiental, ya que pueden ser parte activa de proyectos mano a mano con profesionales mientras mejoran su conciencia ecológica.

Imagen 1. Puedes descargar el póster oficial de la EWWR en la web.

¿Cuál es el problema de los envases?

Los envases son residuos que se generan en todos los ámbitos como consecuencia del consumo de productos envasados, desde hogares, comercios, sector servicios, industrias hasta las actividades agrícolas y ganaderas. Aunque si pensamos en residuos nos vienen los plásticos rápidamente a la cabeza, lo cierto es que los envases pueden ser de diferentes materiales: de cartón (cajas), de plástico (botellas, bandejas., etc), de metal (bidones, latas), de madera (cajas que contienen frutas, palets), de vidrio (tarros, envases de bebidas) y multimateriales (brics).

Según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, en el año 2009 se generaron en España 7,4 millones de toneladas de residuos de envases. De ellos, el 21 % fueron de vidrio, el 20% de plástico, el 44% de papel/cartón, el 6% de metal y el 9% de madera. Estas cifras incluyen los residuos de envases domésticos, comerciales e industriales.

Este tipo de residuos de envases se generan en grandes cantidades y su abandono o gestión inadecuada puede afectar al paisaje, al suelo y la vegetación o a los ecosistemas acuáticos. Por otro lado, una mala gestión supone que se está desperdiciando una fuente de materiales (papel, cartón, metales, plásticos y vidrio) que puede volverse a introducir en los procesos de producción. Estas acciones ahorrarían la extracción de nuevas materias primas, reduciendo a su vez el consumo de energía y conservando los recursos naturales existentes.

Si consultas estos datos más actuales de las publicaciones oficiales de la Unión Europea, podemos observar hasta qué punto la gestión de los residuos es un asunto importante:

Puedes descargar estas imágenes y usarlas en tus actividades.

¿Realmente los envases son el mayor de los problemas?

Teniendo en cuenta la previsión de los patrones de consumo, se espera que la demanda de los productos manufacturados que contienen envases y especialmente plásticos, siga aumentando en la mayoría de los sectores. Por otro lado, es probable que la presión del público y los responsables políticos impulse una disminución del volumen de envases de plástico, al sustituirlos por materiales y envases reutilizables.

La razón de ello es que, debido a sus características, el elevado uso del plástico en la actualidad es un problema desde el punto de vista medioambiental. Esto se debe a que, en general, son muy resistentes a la degradación. Esta propiedad, que puede ser beneficiosa para evitar contaminación cruzada en alimentos, por ejemplo, supone un problema cuando ese producto plástico acaba en la naturaleza. Pero los efectos negativos van más allá, cuando esos plásticos se degradan, lo hacen en forma de microplásticos. Es especialmente relevante el impacto que los microplásticos están produciendo en los océanos.

Cabe preguntarse si la solución es reemplazar los plásticos tradicionales por nuevas alternativas biodegradables. En el caso concreto de las bolsas de plástico en España, en 2017 se pusieron en el mercado 10 millones de bolsas de polietileno de alta densidad. Este dato se ha reducido a 3 millones en 2021. En cuando a las bolsas compostables, la cantidad que se han puesto en el mercado ha aumentado de 179 millones (2019) a casi 4000 millones (2021). Estos y otros datos se obtienen del Registro de Productores de Producto (sección bolsas de plástico) y pueden consultarse en este informe interactivo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico

Como indican los datos anteriores, la reducción de algunos tipos de bolsas de plástico es patente. Especialmente las de polietileno, que es uno de los plásticos más comunes, tienen un precio bajo y su fabricación es muy simple. Más de un tercio de los plásticos que se producen son de este material. Es resistente, flexible, fácil de procesar y es la opción más usada para envases y envoltorios. Este plástico es 100% reciclable. Por otra parte, estos envases de plástico de polietileno están siendo sustituidas por otros materiales compostables. 

El término compostable lleva a pensar que pueden ser compostadas en los hogares. Pero lo cierto es que la mayoría de estos plásticos deben ser procesadas en plantas de reciclaje. Las condiciones necesarias para su descomposición no pueden llevarse a cabo en casa.

¿De qué materiales dispongo para llevar al aula la reducción de envases de la EWWR?

Pregunta a tu alumnado qué podemos hacer contra el cambio climático. Si te responden «reciclar», es que aún queda mucho trabajo por hacer. La mayoría del alumnado, y de la sociedad, se queda tranquila tirando la lata en el contenedor amarillo. Llevamos demasiado tiempo poniendo el foco en el reciclaje, cuando deberíamos hablar de la REDUCCIÓN de la producción y el consumo de productos envasados.

Por eso, una de las actividades que se propone para esta semana de reducción de los residuos es el “Diario de envases”. Puedes descargar el material aquí.

Comprueba cuánto sabes sobre los envases con este recurso de la EWWR.

También puedes consultar el resto de materiales y recursos disponibles para descarga aquí. Y que en la web de la EWWR podéis dar de alta cualquier actividad que vayáis a llevar a cabo.

¿Cuáles son los envases de la naturaleza?

El concepto de basura no existe en la naturaleza. Es un ejemplo perfecto de la optimización de los recursos a través de ciclos circulares y cerrados en los que todo es biodegradable. Todo se recicla, re-aprovecha, y reutiliza transformando esa energía para nutrir y alimentar otros ecosistemas. 

Quizás para conseguir la supervivencia del ser humano debamos seguir aprendiendo del mundo natural (este concepto se conoce como biomímesis) y aplicar soluciones basadas en la naturaleza que nos permitan crear un sistema de economía circular realmente eficaz y sostenible.

Lluvia de ideas y más recursos

  • Buscar qué iniciativas de la web de EWWR tienen cerca y si quieren apuntarse a alguna.
  • Pensar y buscar envases naturales que existen en la naturaleza y compararlos con los producidos por los humanos. ¿Qué tienen en común? ¿Qué ventajas tiene cada uno? ¿Qué inconvenientes?
  • ¿Qué son las soluciones basadas en la naturaleza y para qué se están utilizando?
  • Análisis de gráficas usando este informe interactivo sobre la producción de bolsas de plástico en España.
  • Puedes partir de esta encuesta sobre conocimientos del reciclaje (National Geographic), pero no te quedes ahí. Reciclar está muy bien, pero si no reducimos la cantidad de residuos que producimos, la mayoría acaba en nuestros mares y océanos.

Algunos recursos extra:

¿Vas a llevar a cabo alguna actividad para celebrar la Semana Europea para la Reducción de Residuos? ¿Cómo trabajas este tema con tu alumnado?

Mándanos un correo a teachersforfuturespain@gmail.com y cuéntanos tu experiencia. ¡La publicaremos en la web!

¡Comparte!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.