1 diciembre 2022

Cuaderno de Campo

En un reto que obligará cada día a estar atento y aprender algo nuevo del entorno, de la fascinante naturaleza que tenemos alrededor en su maravillosa diversidad, Manuel Pérez Báñez nos muestra una idea para comprender y disfrutar de la naturaleza con un cuaderno de campo singular : Natura Genetrix.

Un cuaderno que supone un recorrido literario, artístico y naturalista y que consiste en sacar a pasear la cámara de fotos y la curiosidad cada día. Un diario, una bitácora de caminos andados como lo hicieron Leonardo o Durero, artistas que tuvieron el don de mirar hacia la naturaleza y plasmarla como nunca antes nadie había hecho, con total admiración y fidelidad, solo que en vez de dibujos nos apoyamos esta vez en el registro fotográfico.

Casi tan importante son los resultados gráficos como el proceso. Manuel nos cuenta; «desde que me calzo las botas, cargo con mi cámara y mi cachaba y me tiro a andar por el monte, por caminos, por senderos o incluso, campo a través. Por la orilla del mar, a veces. Cuando empiezas a descifrar y reconocer los especímenes de tus paseos es como la emoción que experimentas cuando comienzas a hablar y entender otro idioma – el de la naturaleza- pues entonces entablas diálogos donde ciencia, memoria e historia se entremezclan, aún a sabiendas que gran parte de las sensaciones quedan fuera del marco y la planitud de una fotografía: el sonido de las aves, del viento, las texturas, los olores.»

Las fotografías conforman un cuaderno de campo en forma de foto álbum,  que permite indagar y saber algo más sobre el espécimen elegido: su importancia, su historia, sus curiosidades, vínculos con recuerdos, con la literatura, con la mitología etc.

“Angélica Sylvestris”

  • Su nombre deriva del griego “anghelos” o ángel, por sus virtudes medicinales .
  • En la zona del valle de Arán y en los Pirineos franceses, sus tallos floridos se colgaban del techo para alejar de la casa los malos espíritus.
  • La raíz se usaba como amuleto por los jugadores. Se consideró también en muchas comarcas como un talismán de la suerte y la salud para los niños pequeños.
  • Como planta medicinal, en el País Vasco ( allí se la conoce como Mendiko aingeru-belarra) se ha empleado tradicionalmente como remedio casero para tratar la circulación sanguínea.

«El helecho (Pteridium aquilinum)»

  • Alterando ligeramente el famoso cuento de Monterroso, bien podríamos decir que «cuando despertó el dinosaurio, los helechos ya estaban allí».
  • Durante largos periodos de tiempo estas plantas dominaron la Tierra, su origen puede remontarse tranquilamente a unos 420 millones de años atrás, mucho antes de que sobre su faz aparecieran los dinosaurios. O sea, que ha llovido.
  • Han vivido épocas en las que la cantidad de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera era muy elevada, como diez veces más que la actual. 

Para leer más y conocer algún detalle de esta obra o proceso de creación literaria y científica iría a esta página. Aunque Manuel esta cerca de Arte Climático,  para ayudarnos y asesóranos en la creación de cuadernos de campo.

Gracias Manuel por tu inspiración 🙂

¡Comparte!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.